jueves, 18 de enero de 2007

Comienza el sueño por acudir al próximo Mundial juvenil de Canadá

A los países asiáticos y europeos ya clasificados para el Mundial Sub-20 de Canadá se les van a unir en breve el resto de naciones del mundo. Durante enero y febrero se va a perfilar el elenco de países que nos van a hacer vibrar este verano.

Especial atención se está llevando el Suramericano, donde la presencia de Brasil y Argentina dispara los flashes casi de manera automática. Los brasileños, casi dejándose llevar, han liderado su grupo y han dejado vislumbrar buenos detalles de varios de sus jugadores, caso de Lucas Leiva o Lendro Lima. Otros, como Alexandre Pato o Luis Adriano aún pueden demostrar mucho más y se les espera para el hexagonal final.

La otra cara es la de Argentina. Sólo la goleada por 6-0 ante Venezuela ha permitido soñar a un conjunto con numerosas ausencias en el que el gran Di María está siendo la estrella. Mucho debe mejorar el cuadro de Tocalli si no quiere verse fuera del Mundial y de los Juegos, competiciones de las que, por cierto, es actual campeona. Aún está a tiempo de demostrar su categoría. De los demás conjuntos, sin duda las notas positivas son las del colombiano Pino y los uruguayos Cavani y Martín Cáceres. Ellos están haciendo que tanto Uruguay como Colombia entren de lleno en las quinielas por hacerse con el título.

El futuro está en Suramerica, pero también en África. Por eso es de vital importancia el juvenil africano que comienza este fin de semana en el Congo. Allí Nigeria, Costa de Marfil y Camerún (con varios 'europeos' en sus filas) parten como favoritas, pero habrá que añadirle alguna selección más en su viaje hacia Canadá. La duda está entre el África negra y la del norte, puesto que Egipto quiere hacer valer su poderío.

En Oceanía se disputarán una plaza entre Fidji, Nueva Caledonia, Nueva Zelanda, Samoa, Islas Salomón, Tahití y Vanuatu, mientras que en la zona centroamericana México, EEUU y Costa Rica parten con cierta ventaja aunque otra cuarta selección se ganará una plaza, entre otras cosas, porque la FIFA decidió premiar de esta manera a la CONCACAF por su meritoria victoria en el pasado Mundial Sub-17 de Perú de manos de la selección mejicana. Habrá que estar atentos a lo que sucede.