lunes, 22 de enero de 2007

Dely Valdés enseña el camino a Panamá

Por tercera vez en su historia, la selección de Panamá estará presente en un Mundial Sub-20. El artífice de esta gesta ha sido en esta ocasión Julio César Dely Valdés, el espigado delantero que tanto brilló en los años 90 en el Málaga y el Oviedo. En su labor como técnico del cuadro juvenil panameño ha logrado que su combinado haya alcanzado uno de los billetes en juego en la Concacaf, lo que ha disparado la alegría en el país centroamericano. Panamá ha sido anfitrión en la fase de clasificación y de mano de los aficionados, que han llenado el estadio Rommel Fernández en todos los encuentros, ha logrado una gran gesta al acompañar a EEUU en el viaje a Canadá.

Y eso que en el debut no logró pasar del empate ante Guatemala. Sin embargo, la victoria ante Haiti de la segunda jornada y la sorprendente derrota de los guatemaltecos ante los haitianos en el partido decisivo permitió a Panamá alcanzar la segunda plaza del grupo y por lo tanto la clasificación. Primera fue EEUU, que sólo cedió un empate ante Guatemala. Sin duda el papel de Josué Jafeth Brown, máximo goleador del equipo, fue determinante para que Dely Valdés y sus chicos lograsen un pase histórico y el primer gran éxito del novato técnico panameño.