martes, 30 de octubre de 2007

El Arsenal quiere llevarse al internacional Sub-16 Pablo Sarabia, del Madrid

Fuente: José Félix Díaz (Marca)

El fútbol inglés sigue de pesca en España y más concretamente en el Real Madrid. Los ojeadores de la Premier saben que los jóvenes españoles son los mejores del mundo (lo dicen los resultados) y siguen empeñados en encontrar jugadores que con el paso del tiempo se conviertan en estrellas de sus equipos como es el caso de Cesc. Si hace una semanas fue el argentino Gerardo Bruna el que dejó Madrid con destino Liverpool , ahora el que puede seguir sus pasos es Pablo Sarabia.

El Arsenal ya se ha puesto en contacto con el padre y el agente del jugador y está a un paso de llevarse a este joven promesa y uno de los jugadores más destacados de la cantera madridista. Sarabia milita en el juvenil C del Real Madrid y a partir de este miércoles estará concentrado con la selección Sub-16 que dirigen Juan Santisteban y Ginés Meléndez.

Sarabia inició su carrera como futbolista en la escuela de fútbol Madrid-Oeste, de donde pasó al club blanco al término de la temporada 2003-2004. Internacional Sub-15, el delantero madridista tiene gol y es pieza básica en el juvenil C del Real Madrid.

Los contactos con el Arsenal se remontan a semanas atrás, justo al inicio de temporada. El entorno del jugador lo primero que hizo al llegar la propuesta del club inglés fue trasladarla a los responsables de la cantera madridista pero hasta el momento no han recibido respuesta alguna. Ya han sido dos las llamadas recibidas desde Londres y dos las ocasiones a las que han llamado a las puertas del Bernabéu sin obtener respuesta.

Sarabia, al tener quince años y al carecer de contrato profesional, con un simple cambio de residencia y una oferta de trabajo para los padres, puede fichar por el Arsenal sin mayor problema. LA FIFA no contempla casos así hasta los dieciséis años, edad en la que prohibe ruptura unilaterales de contrato y vínculos mayores a los tres años.

La oferta que ha recibido Sarabia es tentadora, pero en la familia está pesando más, lo bien que trabajan con los jóvenes en el club inglés que el dinero que ofrecen. Los casos de Cesc o Fran Mérida son el mejor ejemplo del perfecto trabajo que Wenger y su equipo hacen con los más jóvenes.