lunes, 22 de octubre de 2007

La Sub-19 se juega su futuro ante Serbia y necesita un empate

La Selección Sub-19 afronta un partido importantísimo este martes en Alcoy ante Serbia. Por increíble que parezca, el Europeo del año que viene y el Mundial Sub-20 de dentro de dos pasan por sacar al menos un empate ante los serbios en el último encuentro de la primera fase de clasificación. El sorprendente empate ante Liechtenstein ha complicado tanto las cosas que una derrota dejaría prácticamente fuera al cuadro de Ginés Meléndez, si bien habría una remota posibilidad si Liechtenstein empatase o ganase a Albania. Por lo tanto, y cuando la temporada Sub-19 acaba de arrancar, España se encuentra con el cuchillo al cuello ante un equipo por lo general bastante poderoso.

Los chicos de Ginés se estrellaron contra el pequeño principado en Alzira y esa falta de puntería ha hecho que ahora haya que jugársela con Serbia. También hay que decir que España tiene suficiente potencial como para derrotar a cualquier equipo, aunque habrá que comprobar cómo responde en momentos de alta tensión un equipo tan joven como este, con varios futbolistas recién ascendidos del equipo Sub-17 que se llevó la plata en Corea. Todos los futbolistas están a disposición del técnico, así que lo único que falta es que la respuesta sea positiva y la Selección pueda optar a las muchas metas que tiene por delante.

1 comentario:

David Sánchez dijo...

Después de buenos resultados como los de la temporada pasada,suelen seguirle una temporada más floja,quizá por la confianza de los jugadores,porque España es el rival a batir por todos o simplemente porque la presión nos puede,yo creo que vamos a pasarlo mal ante Serbia,se ha reforzado con dos chicos de la sub-21,pero lograremos el pase,de todos modos el equipo esta dando tumbos y jugando al filo de la navaja y eso es muy peligroso......