viernes, 7 de marzo de 2008

El Malmoe Arena, listo para albergar la final del Europeo Sub-21 de 2009

El precioso Malmoe Arena está casi listo para ser inaugurado. El nuevo estadio sueco, construido específicamente para albergar partidos del Europeo Sub-21 del próximo año, está en plena cuenta atrás para ser uno de los máximos atractivos de la próxima cita continental de la categoría, en la que ojalá esté España, que de momento lleva una buena tratectoria en su grupo de clasificación en el que cuenta sus partidos por victorias. Pero para llegar a tan espectacular escenario y poder jugar la final en él, el trabajo de los de Iñaki Sáez tendrá que ser muy largo, pues primero deberán rematar la fase de clasificación con un buen número de puntos, después superar la ronda final a vida o muerte con otra selección que se llevará a cabo en octubre y, una vez clasificados, hacer un buen torneo en Suecia y tratar de llegar lo más lejos posible. Un objetivo muy lejano y que requerirá ir paso a paso, sin perder la paciencia.

De momento ilusiona ver que la sede de la final muestra tal avanzado estado de construcción pues indica que la cita se acerca. El Malmoe Arena tendrá una capacidad para 21.000 espectadores y, además de la final, acogerá el partido inaugural y otros tres de la fase de grupos. Además ya se sabe cuáles serán las sedes del torneo. Una, situada entre Malmoe y Helsingborg, tendrá como estadios el citado Malmoe Arena y el Estadio Olímpico de Helsinborg, de 12.000 espctadores. La otra, a 270 kilómetros al norte, tendrá como bases Goteborg y Boras y los choques se disputarán en el Goteborg Arena (16.700 espectadores) y el Boras Arena (14.400). Aún queda un año y tres meses para que ruede el balón en este Europeo Sub-21 de Suecia, pero se van sabiendo detalles de un torneo en el que España debería estar presente tras siete temporadas sin hacerlo.