viernes, 18 de abril de 2008

La Liga de los filiales podría nacer el martes

El martes de la próxima semana hay prevista una reunión en Madrid que puede cambiar diametralmente la cantera del fútbol español. En ella, la LFP hará ver a la FEF que la idea de crear una Liga de filiales cuenta con el apoyo masivo de los clubes y que es necesaria para potenciar el nivel de sus más firmes promesas. La propuesta lleva varios meses barruntándose y poco a poco ha ido ganando adeptos entre las distintas entidades. José Luis Astiazarán, presidente de la Liga, encargó el asunto ex profeso a Roberto Olabe, antiguo secretario técnico de la Real Sociedad y el Almería, que no ha parado de reunirse desde entonces con los clubes para ver si estarían predispuestos. La respuesta, por cierto, ha sido afirmativa en casi un 90%.

Sin embargo, la idea surgió hace ya seis años. Jesús Corera, encargado del fútbol base de Osasuna, comenzó a darse cuenta de que los canteranos rojillos se estancaban cuando daban el salto de juveniles a Segunda B: "Hice un informe completo de los 80 equipos que participan en esta competición y me di cuenta de que la actual normativa que obliga a tener seis jugadores menores de 23 años por equipo era ficticia, pues el 60% de estos chavales jugaba menos de 14 minutos de media por temporada. Había un frenazo en su progresión porque no jugaban".

A partir de este llamativo informe, Corera y Patxi Izco se pusieron manos a la obra y trasladaron la medida a la LFP, que la aceptó de buen grado. Los clubes que fueron recibiendo noticias se sumaron poco a poco a esta Liga. Junto a osasunistas, Espanyol, Villarreal, Real Madrid, Sporting, Las Palmas y Numancia se erigieron en portavoces y crearon una comisión que está sentando las bases de la competición. La más llamativa es que sería un campeonato cerrado y para los 42 equipos profesionales que integran Primera y Segunda División. Sin preocupaciones por ascender o descender. Sólo con el objetivo de divertirse y mejorar.

Aunque el apoyo ha sido enorme, poner en marcha un proyecto de semejante magnitud siempre acarrea problemas. Por ejemplo el del Sevilla, con un filial en una categoría muy competitiva como Segunda y que a priori es el menos favorecido. A él, como a los demás, se le ha dado la opción de mantener su actual filial, por lo que esta nueva Liga no aboliría los segundos equipos de aquellos que decidieran mantenerlos.

Otra diatriba importante reside en la reestructuración que supondría la retirada de un gran número de equipos del actual panorama competitivo. De ahí que la postura y el apoyo de la Federación sean decisivos. Como también lo referente a la edad de los jugadores. Eso y mucho más se tratará de aclarar en la reunión del martes.


Roberto Olabe: "Es un modelo para formar jugadores, no sólo equipos"

-Astiazarán le sacó del Almería para poner en marcha este ambicioso proyecto, la Liga de los filiales...
-Más que nada soy el coordinador, el elemento que siempre debe existir para unir a todas las partes en una negociación ambiciosa como ésta.

-¿Qué respuesta se ha encontrado por parte de los clubes tras la propuesta?
-Todos consideran que es interesante que la propia Liga se involucre y baje al césped. Ahora son ellos los que deben decidir si merece la pena ir juntos en este proyecto, además del apoyo lógico de la Federación.

-En cualquier caso, parece un idea bonita y fresca...
-Más que bonita, lo importante es que merezca la pena. Tenemos datos alarmantes en cuanto a la participación de nuestros jóvenes en la categoría que ocupan tras salir de juveniles. En 2000 había 20 filiales en Segunda B; ahora tan sólo 12. Es necesario un análisis y una conclusión.

-¿Está sorprendido con el alto grado de aceptación?
-La gente cree, mayoritariamente, que es obligado un cambio de escenario. Un modelo que promueva más formar a jugadores y no sólo equipos. ¿Por qué en categorías inferiores de la Selección estamos arriba y luego no? Porque no hay una competencia concreta que permita seguir creciendo y formándose a los chavales.

-¿Le han puesto pegas?
-Claro. La mayor duda reside en la competitividad. Hasta ahora los filiales se han regido por los ascensos y descensos. Nosotros queremos reeducar este concepto. Que no sólo exista un objetivo como ese, sino que participen los mejores jóvenes del país en una pelea de talento contra talento.

-¿Han seguido algún modelo en concreto, por ejemplo la Premier Reserve League que se disputa en Inglaterra?
-Inglaterra no es nuestra referencia. Sí en lo comercial, pues es muy potente, pero en esto no se puede pasar de cero a cien. No nos interesa, por ejemplo, que apenas se jueguen 20 partidos al año.

-Ha incidido en que la postura de la Federación es primordial para llegar al éxito.
-Su papel es indispensable en este asunto. A nivel de normativa, de arbitraje, de objetivos... Es lógico también que vele por sus intereses en lo máximo posible y por eso entendemos que quiera incluir cláusulas para preservar el producto nacional.

-¿Buscan patrocinador?
-Lo primero que hay que hacer es ganar valor. Que los clubes estén a gusto con la idea. Luego ya se verá qué pasa.

4 comentarios:

Joseba dijo...

Me parece una idea excelente y esperemos que se llegue a dar. Yo defiendo desde hace años el modelo que tienen para filiales paises como Inglaterra o Italia, y este modelo se parece en cierto modo al de estos países.

Aunque aquí se habla de un modelo para la LFP seguuro que si esto sale adelante la FEF hará un modelo parecido para sus categorías. Pongo el ejemplo de Italia:
- La LEGA (Serie A y Serie B) organiza su propio torneo de filiales, es lo más parecido a lo nuestro pues tambien son 42 equipos, que los divide en 3 grupos de 14, y despues hay play-off. Se llama Torneo de Primavera.
- La Serie C (con C1 de dos grupos y C2 de tres grupos) que sería los niveles 3 y 4 organiza tambien otra competición para sus 90 clubes llamado Campionato Berreti.
- La Serie D que consta de 9 grupos también tiene su propio torneo de filiales dividido en grupos, ahora no recuerdo como se llama.
- Despues ya vienen las ligas regionales.

Oscar dijo...

Yo creo que es una gran idea.
Ya hace tiempo que se deberia haber hecho. La temporada pasada el Castilla bajó de 2ª a 2ª, el Barça B de 2ª B a 3ª. Este año el Espanyol bajará a 3ª salvo milagro, el Osasuna B lo tiene también dificil.
Y estos son equipos con muy buenas canteras, pero que jugando en categorias como 2ª B y 3ª ven desaprovechado su talento, se enfrentan a jugadores 10 años mayores a veces en campos impracticables y eso afecta a su progresión.

Anónimo dijo...

A mí en cambio me crea dudas. Yo no digo que sea una mala medida, pero tampoco creo que sea la mejor.
A ver para mí, donde más aprenden a competir los jugadores, es con la realidad. Y la verdadera realidad es competir por mantenerse, por asecender, por clasificarse para Uefa,o en una derrota como la que tuvo el otro día el Getafe.
Yo creo que las divisiones inferiores de cada equipo se debería acabar en juveniles. Y a partir de ahí crear un draft. Claro, si tú has formado a un jugador y es un chico que promete pues te lo quedas, si tiene calidad tendrá la suficiente como para dar el salto. No olvidemos que este año hay jugadores juveniles con 19 años, no son niños.
Los demás, pues o un draft o un sistema coherente de cesiones. Eso sería para estudiar. Pero con 19 nueve años un chaval tiene que competir por cosas claras y junto a gente ya veterana, no en filiales.
Saludos. Víctor.

Jaime Iglesias dijo...

A mí no me parece buena idea