viernes, 23 de mayo de 2008

Arranca en Brunete la XV edición del Torneo Nacional Alevín de fútbol 7

Fuente: Maite Martín (AS)

Arrancó la fiesta del fútbol en Brunete. El balón comenzó a rodar ayer en la XV edición del Torneo Nacional Alevín de fútbol 7, en un partido de exhibición que enfrentó a una selección nacional con un combinado de la Comunidad de Madrid. Uno de los primeros en llegar a Los Arcos fue el técnico del equipo nacional de alevínes, Del Bosque, lo que generó bromas debido a su posible futuro al frente de España. El salmantino es un habitual de este campeonato, al que comenzó viniendo para observar quién despuntaba y poder pulir esas perlas en la fábrica blanca. Entre esas promesas destacó a hombres como Corona o Víctor León, que aprovecharon la oportunidad que desde hoy, y hasta el domingo, tendrán 240 niños. "Muchos de ellos ni sueñan con el futuro que les puede llegar. Puede que el día de mañana vistan las camisetas de los grandes de Primera. Ahora simplemente son felices", afirmó Del Bosque, que repite en el banquillo, ya que en la pasada edición estuvo acompañado por Camacho.

Vicente se mostró optimista con el futuro, ya que "los clubes sí apuestan por la cantera y el Real Madrid es un buen ejemplo. Ha aportado muchos jugadores a la Selección, a otros equipos y se ha surtido de futbolistas como Casillas". Junto a él se encontraba Carmelo Zubiaur, uno de los impulsores de este campeonato, donde se puede apreciar una evolución: "Ahora los equipos se preparan de otra manera porque, además de competir, quieren ganar". Pese a que el modelo y el espíritu permanecen intactos, Zubiaur ve cambios en cuanto a técnica y táctica: "Ahora ya buscan resultados y salen a por el empate si les sirve. Se practica un fútbol más parecido al de los mayores".

Ánimos. En el palco destacó la presencia del presidente del Getafe, Ángel Torres, que no se lo pensó dos veces y fue a apoyar a su equipo alevín. Pese a que no parten como favoritos, Torres confía en los suyos y apuesta por la cantera, precisamente en la temporada en que Laudrup ha utilizado a más canteranos desde que llegara a Primera. "No me podía perder esta cita porque se ve fútbol de calidad y más teniendo a mis chicos. Sé que les hace ilusión ver que aquí está su presidente apoyándoles".

Durante los instantes previos al desfile, los niños del Valladolid se asomaban curiosos para ver qué personalidades rondaban por allí. "¡Mira, es Manu Carreño! ¡De la Morena!", susurraban ilusionados. Y llegó su momento. Llegó la hora de tomar protagonismo y uno a uno salieron los equipos al centro del campo acompañados por sus respectivos himnos. Ni la televisión lograba cortar su desparpajo. Empujones, risas y miradas atentas a quienes serán sus rivales desde esta misma mañana, entre ellos, algunos que llevan el fútbol en la sangre y también en el apellido, como Matías, del Murcia, hijo del Toro Aquino, o Iván Sánchez, en el Valladolid, hijo de Onésimo. Quienes más metidos en el papel estaban eran los jugadores del Barcelona que, serios y estirados, agradecían los aplausos del público. Otro de los más aclamados fue el vigente campeón, el Villarreal, que se postula como uno de los favoritos. Sin embargo, el Madrid levantó al público y los seguidores de la Peña madridista Herencia, con pancarta incluida, provocaron una gran ovación.

Un sueño. Tras el desfile, tomó la palabra el alcalde de Brunete, Félix Gavilanes, que se lanzó con una atrevida comparación: "Dicen que el Teatro de los Sueños es Old Trafford, pero yo creo que el escenario de los sueños es el que estáis pisando ahora, Los Arcos". Luego les recordó la trayectoria de futbolistas como Iniesta, Cesc o Fernando Torres, que en su día también pisaron ese césped y ahora brillan con la Selección. Palabras que iluminaron los ojos de los chavales. Del Bosque y Aguirre se saludaron antes de ocupar sendos banquillos y que el fútbol tomara de nuevo la palabra.

Y después del partido de ayer, hoy da comienzo la competición de verdad. Desde las 10:00 y durante toda la jornada, se disputarán los primeros veintiocho partidos que empezarán a perfilar los clasificados para los cuartos de mañana.