sábado, 3 de mayo de 2008

Paso en Turquía a la quinta del 91

La cantera española no descansa. Después de asistir la temporada pasada a la mágica eclosión de Bojan, el turno toca esta vez para la generación posterior, la del 91, que buscará desde mañana revalidar el título europeo Sub-17 que lograra el año pasado el crack del Barça junto a sus compañeros en Bélgica. Será en la turística región turca de Antalya, a orillas del Mediterraneo, un nuevo escenario para juzgar el excelente estado de forma de nuestro fútbol base.

España llega a la cita tras sufrir en las dos fases previas, pero con la vitola de ser el auténtico coco en competiciones de esta categoría. Los seleccionadores le han dado muchas vueltas al equipo hasta dar con la tecla clave y tampoco les han ayudado mucho las lesiones. El madridista y capitán Rubén Molero ha dejado un agujero en el centro de la defensa que tampoco ha podido cubrir el prometedor Sub-16 Marc Muniesa, del Barça, lesionado de gravedad pocos días antes de dar la lista. Igual de sonora es la ausencia de Dani Pacheco, el hábil delantero del Liverpool, que no ha podido recuperarse de unos problemas en el tobillo.

Aún con todo, la Selección peleará nuevamente por el título. En la primera fase habrá que hacer frente, sobre todo, a la Francia del potente Kakuta, delantero del Chelsea. Junto a galos y españoles, los turcos y los holandeses -en el otro grupo- son los principales favoritos. Todo dependerá del rendimiento que den unos y otros. Por eso España debe fijarse en sí mismo. El hijo de Mazinho, el culé Thiago Alcantara, destacará en el mediocentro. Pero ojo también con la zurda de Bruna, la solvencia de Oriol, la clase de Rochina, la velocidad de Keko, los regates de Carmona... Aspectos de sobra para volver a ser campeones. Otra vez más.

Santisteban: "Seguiría hasta que el cuerpo aguantase"

-¿Cómo llega esta generación del 91 a su estreno en un Europeo?
-Pues el equipo es una incógnita y tiene poco que ver con el que disputó la fase de clasificación porque entonces había muchos lesionados. Ahora los hemos recuperado y también han entrado caras nuevas.
-Su experiencia en este tipo de torneos es primordial para los chicos.
-Yo trato de enseñarles lo que sé y lo que he vivido en torneos como éste.
-¿Se acuerda de la primera vez que dirigió a España en una competición de estas características?
-Pues no, la verdad.
-¿Tienen la sensación, por contra, de que este es el último Europeo que va a dirigir? Se habla de una posible retirada y de sustitutos.
-Llevo 20 años en la Federación entrenando a equipos de diversas categorías y siempre me he encontrado muy a gusto. Pero no sé si continuaré.
-¿Si fuese por usted?
-Por supuesto que seguiría. Yo estaría encantado y continuaría hasta que mi cuerpo aguantase. Ojalá fuese así. Pero esa decisión depende de la Federación.