jueves, 12 de junio de 2008

El gobierno húngaro condecora a su selección Sub-19, rival de España en el Europeo

Queda más de un mes para que comience el Europeo Sub-19 pero uno de los rivales de España en la cita de la República Checa, el combinado de Hungría, ya tiene motivos para la celebración. Al menos eso piensa el gobierno de aquel país, que ha homenajeado a esta excelente generación de futbolistas sin que el balón haya echado tan siquiera a rodar. Para el ejecutivo húngaro ya es un auténtico éxito estar entre los ocho mejores del Continente y de ahí el reconocimiento público a los integrantes del equipo. Un hecho que deja a la luz las enormes diferencias entre España y otros países en cuanto a potencial de su cantera se refiere. Mientras la Selección se hincha a ganar títulos año sí y año también sin que la gente apenas tome conciencia de lo realizado, en otras naciones como la húngara se considera héroes a los chicos que con su fútbol son capaces de acceder a una fase final, como es el caso de esta hornada de prometedores futbolistas magiares.

Por eso mismo, el pasado martes tuvo lugar un acto en el estadio Ferenc Puskas en el que Elbert Gabor, subsecretario del Ministerio de Deportes de aquel país, llevó a cabo un homenaje al equipo como respuesta al tremendo mérito de clasificarse para el Europeo. "Por el distinguido éxito alcanzado durante este 2008", fueron las palabras de un Elbert Gabor que hizo entrega del diploma condecorativo al delantero del equipo Kristian Nemeth, autor del gol decisivo que les condujo al Europeo. Hay que recordar que los húngaros obtuvieron el pase venciendo a una potencia como Portugal (1-0) en un encuentro decisivo jugado en casa y que tuvo una enorme trascendencia en el país como demuestra el apoyo posterior ofrecido por el gobierno de la nación.