jueves, 24 de julio de 2008

El Europeo Sub-17 2009 se jugará en Alemania Central y la final será en Magdeburgo

Alemania será el escenario del Europeo Sub-17 de la próxima temporada. Después de dos años seguidos en los que la Selección se ha hecho con el título, primero en Bélgica y después en Turquía, ahora tendrá que ser la generación del 92 la que defienda título en tierras germanas. Pues bien, la federación alemana ya ha confirmado dónde y cuándo se llevará a cabo el campeonato. Será en la región conocida como Mitteldeutschland (Alemania Central) del 6 al 18 de mayo. Un territorio que no ocupa exactamente el centro del país, sino más bien el este, pero que se extiende por una gran parte del territorio alemán y que tiene a Leipzig como su capital federal. Aún así, ninguno de los encuentros se llevará a cabo en dicha ciudad y serán hasta 13 las sedes que alberguen encuentros en el Europeo, es decir, que apenas se repetirán partidos en más de un campo, lo que asegura que el estado del césped sea óptimo en todos los enfrentamientos.

Dessau, Markranstädt, Erfurt, Gera, Grimma, Torgau, Chemnitz, Meuselwitz, Sandersdorf, Taucha, Jena, Gotha y Magdeburgo, todas ellas localidades bastante cercanas entre sí, son las ciudades elegidas para acoger los diferentes encuentros. Además, en Magdeburgo se llevará a cabo la gran final el día 18 de mayo de 2009 en la que esperemos que esté nuevamente España. Pero para ello deberá lograr antes su clasificación como el resto de países participantes a excepción de Alemenia, que al ser anfitriona está clasificada de antemano. Ya se sabe, por cierto, que los alemanes jugarán sus partidos de la primera fase en Erfurt, Chemnitz y Jena.

El papel de los españoles en dicho Europeo comenzará con la primera fase de clasificación. Será del 22 al 27 de octubre ante Armenia, Estonia e Inglaterra. Sólo los dos primeros de grupo se clasificarán para la siguiente ronda, a disputar en la primavera de 2009, y en la que ya sólo el primero de cada grupo entrará directamente en el Europeo. España ha sido designada anfitriona para la primera fase, la que se juega en apenas tres meses, por lo que se están buscando distintas alternativas para encontrar una sede adecuada en la que la Selección no tenga problemas para clasificarse. Si lo hace y remata la faena en la siguiente fase, Alemania esperará con los brazos abiertos a la doble campeona de la categoría.