martes, 26 de agosto de 2008

La Sub-17 iniciará el Europeo en octubre en La Orotava (Tenerife)

Muy cerquita del Teide, en La Orotava tinerfeña, arrancará de manera oficial el Europeo 2008/09 para la Selección Sub-17 que desde ahora dirigirá Ginés Meléndez. Será con la primera fase de clasificación que le enfrentará a Inglaterra, Estonia y Armenia desde el 22 de octubre. Tras el sorteo realizado hace unos meses y después de conocerse los integrantes del grupo, España fue designada como anfitriona de este minitorneo -en el que se clasifican los dos primeros- y comenzó un plan en la Federación para encontrar la sede que mejores condiciones reuniese para que la Selección no falle a las primeras de cambio. Se miraron muchas alternativas, todas ellas muy buenas, pero finalmente el cuerpo técnico y los directivos se decantaron por La Orotava por las excelentes condiciones climáticas y el buen estado de gran parte de los campos en los que se disputarán los encuentros. Hacía casi dos años que el territorio español no albergaba un minitorneo de estas características para los Sub-17. La última vez fue también en una fase de clasificación en 2007, en Almuñecar, y la España de Bojan se impuso, no sin dificultad, a Suiza, Suecia y Polonia. La Sub-19 también jugó a finales del año pasado en Valencia la primera fase de clasificación y tuvo graves problemas ante Liechtenstein, Albania y Serbia, lo que indica que no por jugar en casa está asegurado el pase.

El caso es que la generación del 92 está prácticamente obligada, como todas, a superar este primer escollo. Se clasifican los dos primeros para la ronda élite del próximo mes de marzo, en la que entonces sólo el primero obtendrá el billete para el Europeo. En esta ocasión, con estonios, armenios e ingleses como rivales, será precisamente este último duelo ante los británicos el de mayor nivel y el que mayor dificultad entrañará. España debutará el 22 de octubre ante Estonia, jugará el 24 ante Armenia y concluirá el 27 ante Inglaterra. Con el calor del público tinerfeño y las grandes condiciones demostradas por los jugadores españoles en algún torneo amistoso, la Selección debería estar entre los dos primeros del grupo.