jueves, 25 de septiembre de 2008

El Artés Carrasco de Lorca reventará en el playoff de la Sub-21 ante Suiza el 14-O

La Federación Española ha escogido el Francisco Artés Carrasco de Lorca (Murcia) como escenario para llevar a cabo el partido de vuelta del playoff que puede conducir a la Selección Sub-21 hacia un Europeo nueve años después de su última participación. El apoyo del público en encuentros como estos suele ser de vital trascendencia y la afición murciana ya ha demostrado en más de una ocasión que se siente muy identificada con los colores nacionales. No en vano, en los dos encuentros que ha jugado últimamente la absoluta en la capital murciana ha llenado la Nueva Condomina, algo de mucha exigencia y que no ha logrado ningún club hasta la fecha. Además, en un encuentro amistoso de la Sub-21 celebrado hace unos años ante Australia (partido al que corresponde la imagen) ya se registró una excelente entrada, sobre todo teniendo en cuenta que se trataba de un choque intrascendente y ante un rival de no demasiado postín. Ahora, con la clasificación en juego y el calor de una afición que siempre responde, es de esperar que las gradas registren un aspecto muy festivo que suponga el espaldarazo definitivo para el conjunto de López Caro. En breve saldrán las entradas a la venta con unos precios bastante asequibles y la previsión es que los aficionados las vayan adquiriendo a buen ritmo hasta el punto de que se pueda colgar el cartel de no hay billetes.

El Artés Carrasco cuenta con un aforo de 8.064 espectadores y se ha caracterizado por tener un césped en muy buen estado en los últimos años. Su inauguración data del 6 de marzo de 2003, por lo que sus instalaciones y comodidades cuentan con las modernidades necesarias para albergar un encuentro de estas características. Sería ideal que el apoyo de la afición lorquí ese 14 de octubre (21:30) resultase definitivo para que España se clasificase para el Europeo Sub-21. Tanto ellos como el resto de los españoles merecen ver a su segundo equipo entre los mejores de Europa de nuevo.