martes, 2 de septiembre de 2008

La Sub-21 afronta el largo viaje a Kazajistán con cambios de última hora

A las 8 de la mañana ha puesto rumbo a Kazajistán la Selección Sub-21 dirigida por López Caro con el objetivo de dar por sentenciada la fase de grupos clasificatoria para el Europeo. El largo viaje se prolongará durante casi un día y, teniendo en cuenta el cambio horario, los futbolistas llegarán a Alma Ata, capital kazaja, a la hora de la cena, a media tarde en España. Es decir, un desplazamiento de gran envergadura y al que habrá que sobreponerse porque el viernes a las 22:00 (a las 18:00 hora española) la Selección estará ante la primera posibilidad real de alcanzar matemáticamente el playoff final para el Europeo. Necesitará para ello un punto, aunque el objetivo, como en todos los encuentros disputados hasta ahora, es ganar. Más teniendo en cuenta que enfrente estará el colista del grupo, aunque eso no quiere decir nada porque en sus últimos partidos ha conseguido superar con solvencia a Georgia y Polonia.

Para afrontar el encuentro, el técnico nacional se ha encontrado con algunos cambios de última hora. El más importante de todos es el ascenso de Bojan a la Absoluta tras la lesión de Torres. El ariete del Barça había vuelto a la Sub-21, pero sólo durante unas horas, puesto que ayer se confirmó que viajará a Murcia y Albacete con el primer equipo. Su puesto fue ocupado por José Callejón, del Espanyol. Pero esta no será la única ausencia. La primera jornada de Liga trajo consigo la lesión de otros dos convocados, Jurado y Jonathan Pereira, que por problemas musculares tendrán que quedarse en España y cuyos lugares ocuparon Dani Parejo, que debuta, y Markel Susaeta.

El equipo se entrenó ayer por margen de casi dos horas en la Ciudad Deportiva de Las Rozas. Los futbolistas que jugaron 90 minutos el día anterior en Liga lo hicieron a mucho menor ritmo, mientras que el resto hizo varios ejercicios de posesión de balón con un alto componente físico dado el ritmo que impusieron los técnicos. Al final, también se hizo hincapié en las jugadas a balón parado, algo que puede ser importante para imponerse en choques que se preven igualados como estos. Y todo ello con Bojan, esperando a sus nuevos compañeros de la Absoluta, en la grada.