sábado, 8 de noviembre de 2008

Corea, Emiratos Árabes, Australia y la sorprendente Uzbekistán, clasificados para el Mundial Sub-20

Los cuartos de final del campeonato de Asia Sub-19 han tenido un desenlace increíble en una jornada de sábado difícil de olvidar. Emoción, goles, sorpresas y actuaciones memorables que han supuesto como resultado la clasificación para semifinales -y por ende también para el Mundial Sub-20 del próximo año- de Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Australia y la increíble Uzbekistán. Precisamente la victoria de los uzbekos sobre la todopoderosa China se recordará durante tiempo por cómo se produjo, en los penaltis y con un jugador de campo deteniendo el lanzamiento decisivo tras haber sido expulsado el guardameta titular en la prórroga.

Todo ocurrió tras un insulso partido que concluyó con empate a cero, entre otras cosas por la impotencia china de meterle mano a una Uzbekistán que plantó dos líneas defensivas muy juntas y se jugó la carta de los penaltis, lo que finalmente le salió bien. Pero lo que nadie esperaba era que cuando apenas quedaba un minuto para ir a los penaltis fuese expulsado Usmonov, el portero titular, lo que hizo que el defensa central Khalmukhamedov se tuviera que situar bajo palos y afrontar una tanda tan decisiva. Con poca pinta de ir a parar alguno, vio encajar los tres primeros pudiendo hacer un poco más, pero se rehizo en los dos últimos, forzando en uno a que se marchase demasiado ajustado fuera y deteniendo el decisivo con una buena parada abajo que le dio la victoria a su equipo. Mucho tardarán en olvidar los chinos a este central que tocó la gloria como portero.

El otro gran choque del día entre Japón y Corea del Sur fue finalmente para los coreanos. Un palo para los nipones, actuales campeones asiáticos, que no acudirán al Mundial. La solidez defensiva de Corea de la que ya se había hecho mención en este blog fue determinante para pasar por encima de su histórico rival. Los goles de Yu Jino, Cho Youngcheol y Choi Yung Han fueron todo un mazazo para una selección de Japón que echó excesivamente en falta la aportación de Mizunuma Kota, muy apagado esta vez. En los otros dos encuentros, Emiratos Árabes Unidos superó a la anfitriona Arabia Saudí y continúa con su impoluta racha de victorias en este torneo, mientras que Australia tuvo que recurrir a la prórroga para superar a Corea del Norte. Las semifinales, por lo tanto, son Corea-Uzbekistán y Emiratos Árabes-Australia.