viernes, 5 de marzo de 2010

La Sub-17 se medirá al Rayo Majadahonda antes de acudir al Preeuropeo

La Sub-17 jugará un amistoso ante el Rayo Majadahonda de División de Honor como única prueba antes de acudir a Irlanda del Norte a luchar por una plaza en el Europeo. Será el 11 de marzo, sólo un día después de que los seleccionados queden concentrados, y supondrá una buena ocasión para medir el potencial de España y ver en qué situación física se encuentran los jugadores convocados por Ginés Meléndez. Desde el 10 al 15 de este mes, el técnico trabajará con los internacionales en busca de limar los pequeños defectos que puedan existir y conjuntar las líneas maestras de un equipo obligado, por su calidad, a estar en el Europeo Sub-17.

Los técnicos nacionales saben que el de Irlanda del Norte será un examen muy exigente. Tanto los norirlandeses como Polonia y Bélgica son países de perfil medio y se encuentran varios escalones por debajo de España. Pero todos ellos tienen una motivación extra por medirse a una de las potencias europeas del fútbol base. Polacos y belgas, además, cuentan con algún futbolista interesante a título individual, lo cual dificulta aún más la fase de clasificación en la que, como siempre, cualquier tropiezo te deja fuera del Europeo.

Las consabidas bajas por decisión técnica de Íñigo Ruiz de Galarreta y Gerard Deulofeu restan potencial ofensivo al equipo, aunque sigue habiendo bazas con las que suplir sus ausencias. Más dolorosa se prevé la baja del central madridista Derik Osede por lesión. El cuerpo técnico hizo todo lo posible por esperar a que diera muestras de recuperación con respecto a la lesión que arrastra, pero sus problemas no remiten y el tiempo ha corrido en su contra. Es preciso contar con 18 futbolistas en plenas condiciones para pelear por un Europeo y eso le ha dejado fuera.