domingo, 30 de mayo de 2010

El vivero de Del Bosque se juega el Europeo (17:30, La Siete)

Llegó la hora. La gran final. El momento soñado por los integrantes de La Rojita desde que dieran su primera patada a un balón. Los aficionados de toda España estarán pendientes de lo que hagan las promesas más incipientes de nuestro fútbol en el gran duelo ante Inglaterra por proclamarse campeones de Europa. Tienen sólo 15 y 16 años, pero hoy jugarán ante los ojos de Del Bosque y algunos mundialistas, que aprovecharán la cercanía de su hotel de concentración en Austria para animarles desde la grada. Por una vez se cambiarán las tornas.

Para estos chicos era difícil pensar hace unos meses que su vida pasaría por semejante episodio. Jugadores la mayoría de División de Honor juvenil, aunque hay algunos que han militado por encima, en Segunda B, o también por debajo, en Cadetes, el fútbol todavía es una ilusión, un divertimento, una alegría para ellos. Para llegar a ser profesionales requerirán de una buena capacidad de progresión y de suerte, mucha suerte. La misma que tuvieron en su día Casillas, Reina, Iniesta, Torres, De Gea o Canales al encontrar técnicos en sus clubes que les dieran una oportunidad de jugar con el primer equipo al poco tiempo de ganar este mismo torneo que hoy está en juego.

Ese quiere ser ahora el camino a seguir para los quintos del 93, aunque no tendrán fácil revalidar el título. La selección inglesa es poderosísima y ha pasado por encima de casi todos sus rivales hasta la fecha. Su delantero centro, Wickham, es un armario empotrado que se caracteriza por sus violentos saques de banda al corazón del área.

Pero España también tiene mimbres para soñar. La recuperación de Ramalho tras superar unos problemas en el tórax le concede total garantía en defensa. Y arriba volverán a estar los tres artistas, Gerard, Alcácer y Jesé. Niños que hoy pelean por su primer gran éxito internacional ante la mirada de sus ídolos, pero con muchas papeletas de convertirse en un futuro no muy lejano en algo tan grande como ellos.

Paco Alcácer: "Estoy orgulloso de mis goles"
"Me siento muy orgulloso de haber marcado seis goles en un campeonato tan difícil como éste. Tengo que dar las gracias a mis compañeros, porque sin ellos no tendríamos oportunidad de marcar los que jugamos delante. El ambiente entre nosotros es como una familia. No hay discusiones y siempre estamos juntos. Inglaterra será un partido difícil, muy duro para nosotros".

Ginés Meléndez: "El buen trabajo ya está hecho"
"Quiero felicitar a mi amigo John Peacock (seleccionador inglés) por el gran campeonato que ha hecho Inglaterra y porque tiene buen equipo. Nosotros disputaremos la final con mucho respeto hacia Inglaterra y, como es natural, con la intención de ganar. El gran trabajo ya lo han hecho. Son de los dos mejores de Europa, esto es algo que ya han conseguido con justicia".