miércoles, 26 de mayo de 2010

España, aislada a mil metros para evitar travesuras

La Sub-17 ya está entre las mejores cuatro de Europa. Los chicos de Ginés Meléndez se medirán a Turquía el jueves, pero antes de que eso llegue aprovechan cada instante para disfrutar de la naturaleza y el precioso paraje en el que está enclavado su hotel de concentración en Triesenberg. La UEFA ha aislado a la Selección en esta remota localidad, a 1.000 metros de altura, con el objetivo de que no haya ningún problema disciplinario con alguno de los chicos, todos ellos menores de edad.

El organismo europeo lleva años promoviendo esta misma idea con los Sub-17. Hoteles de montaña, albergues e incluso moteles de carretera con tal de que ningún joven pueda escaparse, algo que ya sucedió años atrás con dos búlgaros. Para que eso no ocurra de nuevo, España ha sido alojada en plena subida a la montaña más alta de Liechtenstein, Falknis, de 2.560 metros.

Tan grande como esta cota o más, el joven Gerard Deulofeu se relamía aún ayer por sus dos golazos ante Portugal, uno de ellos olímpico: "Creo que en infantiles marqué uno igual, pero hace ya mucho tiempo. Vi que sólo había un compañero al remate y decidí tirar". Atrevimiento, bendito atrevimiento.

La semifinal será a las 20:00
La UEFA anunció que la semifinal ante Turquía de mañana se disputará finalmente a las 20:00 y no a las 16:00 como estipulaba el programa inicial. Los intereses televisivos obligaron a este cambio. La Siete, en TDT, y Eurosport darán el encuentro